mié. Dic 7th, 2022

La exreina de belleza femenina, Vanessa Guzman, dió un giro de 180 grados y se volvió superhombre.

La actriz chihuahuense  pasó de las pasarelas de belleza y el glamour a los pesados fierros del gimnasio y el sudor, que le han cincelado un poderoso cuerpazo masculino que le envidian hasta los Terminators.

“Me ven los hombres y ponen cara de borrego porque quisieran un cuerpo como el mio”, dijo sin recato la Guzman, quien muestra un rudo viente de lavadero, correosos brazos de albañil, manos ultravenosas y una cara enjuta por el tremendo  esfuerzo del gimnasio a que se somete diario.

Vanessa salio del anonimato con esta polémica figura  mostrada por ella misma en Instagram, donde la exdiva explota su ego personal y rechaza las criticas, por lo que ella considera un abuso de opinion contra su persona.

Sus críticos le echan en cara haber perdido su feminidad y haber ganado masculinidad, algo que puede notarse a tres millas de distancia.